MEDIACIÓN FAMILIAR

Los conflictos entre las personas que forman una familia tienen un coste muy alto para el sufrimiento que generan y los efectos en la vida de cada una de las personas que la componen.

La mediación es un procedimiento de facilitación de la comunicación que permite resolver esos conflictos de manera que no se vean perjudicadas irremediablemente las relaciones familiares, ya sean entre la pareja, los hijos u otros miembros de la familia.

Los ámbitos principales de aplicación son:

  • conflictos en la pareja
  • problemas de convivencia
  • conflictos con adolescentes
  • acuerdos de separación y divorcio
  • conflictos respecto a herencias
  • cuidado de los hijos y planes de parentalidad
  • cuidado y toma de decisiones respecto a las personas mayores